Saltar al contenido principal

Ciudades de Catar que debes conocer

Conoce mejor Catar saliendo de Doha

Catar no es solo su capital, Doha, y la modernidad hacia la que avanza aun manteniéndose fiel a sus raíces. No se trata solo de estructuras contemporáneas y edificios de gran altura; no se trata solo de museos y playas; no se trata solo de islas artificiales o colinas construidas a propósito. Hay mucho más en este país que, aunque pequeño, está a la última. Con una larga línea costera virgen y preciosa y mucho sol durante todo el año, Catar es un destino donde se puede tener de todo.

Aparte de Doha, Catar está salpicado de otras muchas ciudades y aldeas; algunas son portuarias y otras son más significativas, ya que representan la industria del petróleo y del gas que prospera en estas áreas. Los visitantes descubrirán pueblos en ruinas y abandonados, yacimientos arqueológicos que cuenta un fragmento de la historia de la zona; ensenadas; islas; manglares naturales; arenas doradas; aguas verde azuladas y mucho más. 

Jor

Jor es una ciudad catarí situada en el norte del país. Es la capital del municipio de Jor y Al Thakira, y uno de los principales centros del sector del petróleo y del gas de Catar. La ciudad se constituyó en 1972 y, en ese momento, el comercio de perlas era una de las principales fuentes de ingresos de Catar. Jor comenzó como un asentamiento pequeño y aislado que obtenía sus ingresos de la pesca y la recolección de perlas, pero hoy en día tiene aproximadamente 16 000 metros cuadrados y, después de Doha, es una de las principales ciudades de Catar.

Se podría pensar que Jor es solo petróleo y gas porque la mayoría de sus 250 000 habitantes son empleados del sector y viven aquí con sus familias porque está cerca de Ras Laffan Industrial City y North Oil. Sin embargo, Jor, en realidad, esconde cosas que hacer y ver muy interesantes.

Algunas de las maravillas naturales más asombrosas de Catar están en esta zona, como el antiguo pozo de Ain Hleetan y las torres de Jor, los humedales de Al Thakira, Purple Island, la playa de Al Farkiah y, por último pero no menos importante, el parque y zoológico de Jor y el estadio Al Bayt, donde tendrá lugar el primer partido de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™.

Lugares de la zona que no puedes perderte

El estadio Al Bayt ha sido diseñado para parecerse a una jaima árabe beduina tradicional, o “bayt al sha'ar”. En la época beduina, las jaimas tenían patrones característicos de rayas negras y sadu rojo, y esto se ha copiado dentro del estadio. El diseño del estadio Al Bayt simboliza la hospitalidad del desierto, donde los visitantes son bienvenidos desde todas partes como una tradición que lleva muchos siglos siendo parte del mundo árabe.

El estadio utiliza materiales de construcción ecológicos y las últimas tecnologías para ahorrar energía y agua. Después de la Copa Mundial, la sección de asientos modular de la parte superior del estadio Al Bayt se donará a los países en desarrollo que necesitan infraestructura deportiva, de acuerdo con los objetivos de sostenibilidad del torneo. Incluso el McDonald’s de aquí tiene un diseño de jaima beduina tradicional que es igualmente inspirador. Una visita obligada cuando estés por esta zona.

En Jor se pueden encontrar tesoros del pasado como las torres de Jor, desde donde, en tiempos pasados, los guardias vigilaban el golfo Arábigo para que los piratas no lo invadieran. El pozo de Ain Hleetan está situado junto a las torres de Jor, por el lado occidental, y estaba protegido por los guardias de las torres. Se construyó en 1900 sobre una pequeña colina y, cuando la tribu Al Mahanda se estableció en la zona, el pozo llegó a ser conocido como “el médico”. Se creía que su agua tenía propiedades medicinales y podía curar diferentes enfermedades. 

La playa de Al Farkiah, en Jor, es una tranquila franja de arena de color dorado y aguas azules flanqueada por una valla con un solo punto de entrada y salida. Ofrece a los visitantes la típica experiencia de playa, relajante y divertida a partes iguales, y es perfecta para una salida en familia.

Los niños pueden nadar y usar la zona de juegos como su propio terreno de aventuras, mientras que los adultos se relajan bajo las pérgolas, preparan una barbacoa, nadan o se divierten jugando. Lo que diferencia a esta playa de las demás es que hay una cafetería donde sirven aperitivos y bebidas muy ricos, así como baños públicos y duchas. Es un lugar ideal para tomar el sol y disfrutar del mar y la arena.

¿Sabías que la playa está abierta solo para mujeres y niños menores de 10 años los domingos y miércoles de 7:00 a 22:00 y para las familias, el resto de la semana de 7:00 a medianoche?

Jardines bien cuidados, flores frescas, árboles que dan sombra y muchas actividades divertidas para disfrutar en un ambiente fresco y verde. Es un lugar de gran interés para toda la familia, ya que tiene opciones para todos los gustos. Hace poco se abrió un zoológico y hay un museo, una zona para patinar y dos áreas de juegos infantiles separadas (una para los mayores y otra para los pequeños). ¡Y eso no es todo! El parque tiene una pajarera enorme con pavos reales y otras aves, un anfiteatro, un tren a batería, que es el favorito de los niños, y mucho más. 

El humedal de Al Thakira está considerado como la reserva de manglares más antigua y de mayor tamaño de Catar. Es un lugar hermoso y tranquilo que tiene una zona de playa perfecta para nadar, tomar el sol o simplemente relajarse. Además, se puede montar en kayak y avistar aves.

Purple Island, o isla de Bin Ghannam, no está demasiado lejos del humedal de Al Thakira y es otra maravilla natural de visita obligada en el área de Jor. El nombre de la isla viene de los tiempos en los que constituía el centro de la industria del tinte púrpura, controlada por los casitas en el segundo milenio antes de Cristo. Hoy en día, se puede montar en kayak o hacer caminatas, además de que se permite acampar. Por lo tanto, disfrutarás de una experiencia campestre al abrigo de la belleza natural y la flora y fauna exóticas.

El mejor momento para visitar el humedal de Al Thakira y Purple Island es cuando el tiempo es más fresco en Catar, entre noviembre y febrero.

Dukhan

Dukhan es una ciudad industrial en la región occidental de Catar que se hizo popular cuando hallaron petróleo. Casi todos sus habitantes trabajan en Catar Petroleum. El acceso a Dukhan está prohibido para el resto de las personas y no se permite hacer fotografías dentro de la ciudad.

Sin embargo, los alrededores de Dukhan son muy populares entre los visitantes, ya que hay muchos lugares de interés. 

Lugares de la zona que no puedes perderte

La playa de Dukhan tiene acantilados rocosos que la convierten en un paisaje digno de postal. Nadar, surfear, practicar esnórquel y explorar el arrecife son actividades perfectas en esta playa. Además, es un lugar donde acampar muy pintoresco, a la vez que sereno y tranquilo, perfecto para familias.

Y también está Zekreet, una pequeña ciudad cerca de Dukhan, con su bahía en forma de media y un paisaje monumental, donde se erige una formación rocosa única que recuerda a un paraguas. Al norte de la ciudad se encuentra el antiguo fuerte de Zekreet, que pudo haber sido construido por piratas hace dos siglos. Aunque ahora está en ruinas, su única torreta cuadrada y las tres torretas circulares son bien visibles. El kitesurf y la observación de estrellas son actividades muy populares en la zona.

Aquí, en la pequeña colina junto al pueblo, hay tumbas prehistóricas excavadas en la roca madre, y en otras colinas que rodean este paisaje accidentado existen restos de cementerios de la civilización Dilmun que habitó la zona en su día. Estas tumbas y cementerios son impresionantes y te hacen preguntarte quiénes eran estas personas, qué hacían, por qué vivían aquí y cómo se convirtieron en parte de esta tierra. 

Justo a las afueras de Zekreet se encuentra la obra de arte creada por el aclamado artista estadounidense Richard Serra, alzándose imponente en medio de las formaciones rocosas de Ras Abrouq. La instalación se compone de cuatro placas de acero de 14 metros de alto que se erigen a lo largo de un kilómetro de terreno. Para que estuvieran perfectamente alineadas, Serra evaluó el paisaje y utilizó su arte para mejorar la desolada zona desértica. La pieza final es espectacular y, aunque es una muestra de arte moderno, resulta atemporal y eterna. Mientras te maravillas, piensa en la interpretación que le das a esta enorme pieza de arte.

Film City está envuelta en un cierto halo de misterio. Es un pequeño pueblo de barro, de estilo beduino, con el desierto como telón de fondo. El motivo de que la ciudad esté deshabitada está bastante claro. Hay quien dice que se construyó como decorado para una película de Hollywood o una película árabe, y quien sostiene que Film City se utilizó para grabar un vídeo promocional de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™. Sea cual sea la razón de su existencia, merece una visita y sirve para entender la sencillez del estilo de vida de la gente de entonces.

Madinat ash Shamal

Madinat ash Shamal nació en la década de los 70 en la parte más septentrional de Catar, casi en el extremo de la península. Aunque hoy en día probablemente sea la zona menos poblada del país, está repleta de pueblos de pescadores en ruinas y de playas para relajarse, tomar el sol y disfrutar del momento. Madinat ash Shamal recibe visitantes durante todo el año, que acuden para disfrutar de todo lo que ofrece.

Lugares de la zona que no puedes perderte

La playa de Fuwairit es el lugar de anidación de la tortuga carey y está cerrada de abril a julio cada año, cuando eclosionan los huevos; así, nadie molesta a las tortugas y pueden sentirse libres en su hábitat natural.

Las playas de Fuwairit, Shamal, Maroona, Azerbaijani y Al Ghariyah se encuentran en esta zona de Shamal, y cada una es única a su manera: arena, aguas transparentes y un entorno sereno donde sentirse en plena naturaleza. 

Al Ruwais

Al Ruwais es una pequeña localidad costera al este de Madinat ash Shamal que cuenta con lugares de interés magníficos.

Lugares de la zona que no puedes perderte

El Arsan Café es una visita obligada si estás por la zona. Se trata de una antigua comisaría de policía reconvertida en una cafetería artesanal con unas vistas increíbles del golfo Arábigo y uno de los mejores cafés de la zona. 

Sin duda, una visita imprescindible si quieres ver el amanecer o el atardecer en todo su esplendor. Esta playa virgen de aguas azul verdoso y poco profundas está ubicada en una zona tranquila y apartada de Al Ruwais. Te enamorarás de ella en cuanto sientas la arena y en agua en tus pies descalzos. El lugar perfecto para disfrutar del día en familia.

Abu Dhalouf

Abu Dhalouf es un pueblo situado al oeste de la ciudad de Madinat ash Shamal y parece casi formar parte de ella. Es tranquilo, pero tiene uno de los parques más bonitos de Catar.

Lugares de la zona que no puedes perderte

El parque Abu Dhalouf es uno de los más bonitos de Catar. Es de un verde exuberante y está lleno de árboles, setos y flores de colores. Tiene opciones para todo el mundo: hay dos áreas de juego donde los niños pueden divertirse y jugar mientras que los adultos organizan un pícnic. Es un lugar encantador que se abre a una playa con aguas poco profundas para que los pequeños también puedan disfrutar del baño. Las vistas aquí son fantásticas, así que si estás en Madinat ash Shamal, no te las puedes perder.

Mesaieed

Mesaieed es otro centro de petróleo y gas en Catar y durante el siglo XX fue reconocido como un área de vital importancia. En 1949, con el fin de que este sector del país creciera, se convirtió en la terminal de petroleros de Qatar Petroleum, debido a las aguas profundas de la zona y a la cercanía con Doha.

La ciudad, que se encuentra en el sureste de Catar, es el hogar de los empleados de Qatar Petroleum, aunque este no es el único motivo de su fama: Mesaieed está rodeada de hermosas playas y dunas de arena dorada. 

Lugares de la zona que no puedes perderte

Sealine es una de las playas más populares de Mesaieed. Es ideal para familias y grupos de amigos porque ofrece una amplia variedad de actividades, como nadar, pasear en camello, hacer un safari, acampar, conducir por las dunas y montar en vehículos todoterreno surcando las dunas. Es una playa idónea para ver el amanecer o el atardecer en Catar y la acampada es una actividad imprescindible en esta zona.

En esta zona también puedes escuchar las dunas cantoras, que, como su nombre sugiere, parecen cantar. Es un grupo de dunas de arena en forma de media luna cuyo canto lo causa la fricción o el viento que se origina al correr, caminar o deslizarse por sus pendientes. 

VisitQatar Homepage