Saltar al contenido principal

Acerca de Catar

Historia de Catar

El Estado peninsular de Catar es, en cierta manera, una creación moderna.  No obstante, el país en sí muestra indicios de haber sido habitado durante milenios. 

1700

1776

Todas las tribus se congregan bajo el gobierno de la familia Al Thani. Esto permite estabilidad, independencia frente a los países vecinos y la creación de relaciones equilibradas con varias entidades de la región.  

1800

1868

El jeque Mohammed bin Thani firma un acuerdo con las autoridades británicas en el golfo Arábigo que reconoce a Catar como una entidad política independiente.  

1875-1914

En el último cuarto del siglo XIX, Catar se encuentra de nuevo bajo el control otomano. No obstante, los dirigentes del país conservan una independencia considerable junto con una alianza con Gran Bretaña. Bajo el gobierno del jeque Jassim bin Mohammed Al Thani, Catar mantiene sus lazos con los otomanos, a pesar de sus diferencias sobre algunos asuntos, hasta la muerte de Jassim el 17 de julio de 1913 y el inicio de la I Guerra Mundial al año siguiente. 

1900

1916

El jeque Abdullah bin Jassim Al Thani firma el Tratado Anglocatarí de 11 artículos, aunque expresa sus reservas sobre tres artículos que consideró violaciones de la soberanía nacional. Eran los siguientes:

  • El artículo 7, por el que se permite a los británicos competir con los habitantes locales en el comercio de la perla.
  • El artículo 8, por el que se ordena el nombramiento de un ministro residente en Catar.
  • El artículo 9, por el que se permite a Gran Bretaña establecer oficinas de correos y telégrafos en el país.

1935

El jeque Adbullah renueva el Tratado Anglocatarí y firma el primer acuerdo para la prospección petrolífera con la Anglo-Persian Oil Company. También acuerda el nombramiento de un ministro residente británico en Catar (aunque esto no ocurre hasta 1949, lo que convierte a Catar en el último país del Golfo en aceptar esta medida). 

1939

El primer hallazgo de petróleo ocurre a finales de 1939, pero las actividades de exploración se detienen durante la II Guerra Mundial. Esto coincide con un declive en el sector de la perla y una recesión en el mercado de las perlas naturales, lo que afecta negativamente a la economía de Catar. La situación empieza a mejorar a principios de la década de 1950, cuando se empieza a notar el impacto positivo de las exportaciones de petróleo.

La década de 1960

El jeque Abdullah bin Jassim Al Thani firma el Tratado Anglocatarí de 11 artículos, aunque expresa sus reservas sobre tres artículos que consideró violaciones de la soberanía nacional. Eran los siguientes:

Enero de 1968

El Gobierno británico retira sus tropas del oeste de Suez, lo que finaliza la era del protectorado del Estado del golfo Arábigo.

Abril de 1970

La primera Constitución catarí se ratifica mediante un estatuto básico provisional que estipula la formación del primer Consejo de Ministros.

29 de mayo de 1970

Se emite el Decreto n.º 35 para permitir la formación de un Consejo de Ministros, fijar las competencias de sus ministros y determinar las funciones de otras agencias gubernamentales.

3 de junio de 1970

El Consejo de Ministros, que incluye 10 carteras ministeriales, se reúne por primera vez.

3 de septiembre de 1971

S. M. el jeque Khalifa bin Hamad Al Thani, por entonces, primero en la línea de sucesión y primer ministro, rescinde el Tratado de 1916 y proclama una nueva fase en la historia del país en la que el Gobierno toma las riendas del poder y declara a Catar un Estado independiente.

Historia antigua

El primer indicio de asentamiento humano prolongado en Catar data del 6.º milenio a. e. c. en forma de pequeñas granjas aisladas, herramientas de piedra y cerámica decorada. Estos asentamientos pertenecen a lo que se conoce como el “período Ubaid”, denominado así por el yacimiento del sur de Mesopotamia en el que este tipo de cerámica se descubrió por primera vez. Esto indica que estos antiguos pobladores tenían lazos con la zona que es ahora Irak. Durante este período, se cree que el clima de Arabia oriental era mucho más húmedo que en la actualidad, con indicios de pozos interiores y el cultivo de cereales silvestres.

Silueta de edificios en el horizonte de Doha
The Pearl-Qatar
Silueta de edificios en el horizonte de Doha
Silueta de edificios en el horizonte de Doha

Aunque existen muchos yacimientos de la Edad de Bronce por todo el Golfo, en Catar se han encontrado pocos vestigios de esta era. Los yacimientos más importantes se concentran en la región de Al Khor, en la costa oeste de Catar, así como en la península Ras Brouq al oeste. 

Los vestigios cerca de Al Khor se concentraban en la isla de Jazirat bin Ghannem (a menudo, llamada la Isla Púrpura) cerca de la costa e incluían grandes cantidades de caparazones de múrices (un caracol marino pequeño) empleados para fabricar tinte violeta. Se descubrió un campamento de la Edad de Bronce en Ras Brouq en el que unas pocas esquirlas de cerámica Barbar Ware (denominada así por un yacimiento en Baréin) se dataron del tercer milenio a. e. c. La mayor concentración de yacimientos de la Edad de Hierro se da en la costa oeste de Catar, cerca del puesto de policía abandonado de Umm al-Ma’a. Los yacimientos comprenden más de 5000 túmulos funerarios de piedra que datan del 300 a. e. c y del 300 e. c. 

A pesar del gran número de sepulturas, algunas de las cuales presentaban objetos funerarios elaborados, no se han excavado asentamientos relacionados con la Edad de Hierro en sus inmediaciones. Aunque existen pruebas históricas del cristianismo en la Catar preislámica (hubo un obispo de Katara), quedan pocas evidencias arqueológicas de asentamientos de este período. En Al Wakrah, se identificó provisionalmente una gran construcción sobre roca como una iglesia nestoriana, mientras que una excavación de rescate en el centro de Catar recuperó un gran fragmento de una cruz nestoriana.

Ya en el 628 e. c., Mundhir bin Sawa Al Tamini, el gobernante cristiano de la región de Al Hasa que incluía a la península de Catar, se convirtió al islam. Solo se han identificado unos pocos yacimientos de este período islámico temprano, lo que sugiere que la península estaba poco poblada en estos tiempos. Durante el período Umayyad, entre los siglos VII y mediados del VIII e. c., Catar se convirtió en un centro de cría de camellos y caballos. El reino de los Abbasids (del siglo VIII al XIII e. c.) presenció el crecimiento de la industria de la perla a lo largo de los ricos bancos de perlas en las aguas marinas de Catar. Restos arqueológicos de finales del período Umayyad se descubrieron en Yoghbi, al noroeste de Catar, mientras que restos de principios del período Abbasid de los siglos IX y X e. c. se descubrieron en la cercana Murwab, con 250 casas, dos mezquitas y una mansión fortificada. Además de Murwab, se han identificado varios yacimientos más del período Abbasid al norte de Catar ubicados en el interior.

Hay muy poca información disponible sobre la historia de la región del Golfo entre los siglos X y XV e. c., aunque los principales centros de asentamiento parecen haber estado en la parte iraní del Golfo. En Catar, dos yacimientos arqueológicos de este período se localizaron en Ruwayda y Freyha, en la costa noroeste, y permanecieron habitados hasta el siglo XVIII e. c.  

Pearl diver
Recolector de perlas

En 1497, el viaje a la India a través del cabo de Buena Esperanza del explorador portugués Vasco de Gama estableció una ruta marítima europea hacia Oriente. Esto permitió a los europeos fijar bases comerciales permanentes en el Golfo por primera vez. Durante los siglos XVI y principios del XVII, otomanos, safávidas y portugueses se disputaron el territorio que es, hoy en día, el Catar moderno. Uno de los primeros mapas que incluyó a Catar fue una versión del mapa de Ptolomeo (exhibido en la Biblioteca Nacional de Catar) que mostraba “Catara” como un fuerte. Los viajeros portugueses hablaron de Catar durante las décadas de 1580 y 1590, y existe una representación de Catar como un único fuerte en el atlas mundial de Luis Lázaro de 1596. Las principales referencias a Catar pueden encontrarse después de 1602, cuando los portugueses perdieron Baréin contra los safávidas. Después de esta fecha, los portugueses usaron Catar como base para saquear Baréin, así como para imponer impuestos a los mercaderes que viajaban por el Golfo.  Las excavaciones de Ruwayda revelaron una fortificación portuguesa que podría ser la misma mencionada por las fuentes portuguesas.

La referencia otomana más antigua de Catar data de 1555, en la que Catar se considera parte de la provincia otomana de Al Hasa, ocupada en la década de 1550. Hubo una gran rivalidad entre los portugueses y los otomanos durante el siglo XVI, en especial, en lo concerniente a Baréin, que los portugueses ocuparon entre 1521 y 1602.  No obstante, en la década de 1670, el jeque de la tribu Banu Khalid expulsó a los otomanos de Al Hasa, lo que probablemente eliminó toda presencia otomana de Catar.

West Bay Skyline
Silueta de edificios de West Bay

En este punto, Catar fue testigo del nacimiento de muchas entidades tribales, como los Bani Khalid, que gobernaron una franja de terreno que se extendía por Catar y Kuwait.  La tribu Al-Musslam fue el grupo tribal predominante en la península de Catar desde, al menos, el siglo XVI. Otras tribus que se sabe que vivieron en la región antes del siglo XVIII incluían a los Al-Naim o los Al-Hawala, una confederación tribal de árabes marineros del lado iraní del Golfo. En el siglo XVIII, miembros de la confederación tribal Utub, que incluía varios grupos tribales como Al-Sabah, Al-Khalifa, Al-Fadhil y Al-Jalahimah, tomaron el control de Kuwait, Catar y Baréin. Aunque la mayoría de grupos en la Utub eran originarios de Arabia central, en algún momento, se volvieron marinos y adoptaron el barco como medio de transporte principal.

Se sabe que unos cuantos yacimientos del siglo XVII estuvieron habitados, aunque las pruebas históricas y arqueológicas de su existencia son bastante escasas. Al final del siglo XVIII, existió una amplia red de asentamientos, en especial, a lo largo de la costa norte de la península de Catar. Uno de los cambios más significativos en el siglo XVIII fue la desaparición prácticamente total de la población portuguesa y la llegada de comerciantes de los Países Bajos, Francia e Inglaterra. Aunque estas naciones habían estado presentes en el Golfo durante el siglo XVII, su rivalidad aumentó durante la década de 1700, lo que resultó en un monopolio británico casi total a principios del siglo XIX. Esto estableció los cimientos de la historia moderna de Catar. 

Sigue explorando

Cosas que hacer

Historia de Catar